Los elevadores verticales: la evolución tecnológica en accesibilidad

Pues si, los años siguen pasando y seguimos cada vez más mayores. No es triste, no es ninguna pena, por lo menos para mi, aunque he de reconocer que uno ya no es un chaval.

Cada día pretendo seguir con mis hábitos cotidianos de siempre e intento no saltarme ninguno. Saltarme cualquiera de esos momentos, que minuciosamente he ido amoldando para mi satisfacción, es como si me fallara a mi mismo. Quiero seguir teniendo y disfrutando cada segundo: el paseo matinal después del desayuno que tanto me ayuda a seguir en forma – o eso pienso yo -, pudiendo bajar a comprar la prensa diaria, mi momento de lectura con mi café en el calor de mi casa – ahora que empieza a venir el frío – esa cabezadita después de comer, y que tantas veces me quita el sueño nocturno, que tengo que acompañar con la radio desde la cama …

Son tantos momentos los que uno va amoldando a uno mismo, que parece que el tiempo se amoldará sin rechistar a cada uno, o que siempre hubiera sido así.

El tiempo sigue pasando, y uno ya no es el chaval que era, y por desgracia, en el caso mi mujer, el tiempo no ha sido justo con ella. El tiempo, y los dichosos años, han echo que su salud se resienta. Si, no solo han sido los años, es el tiempo invernal, que año tras año, cada vez la afecta en mayor medida. Pero bueno, seguimos juntos, y seguimos acompañandonos mutuamente, eso está por encima de los años y del tiempo.

Por cierto, será deformación profesional, pero el otro día, en un portal cercano vi un revuelo de vecinos, y allí que fui. Total, tengo todo el tiempo del mundo para poder distraerme. Como os podéis imagina todo ese revuelo estaba formado por compañeros como yo, a los que los años les dejo de mirar hace tiempo. Supongo que será mi deformación profesional, pero no pude resistirme a meter la nariz en cuanto me entere del motivo del revuelo.

Elevador VerticalTodo había surgido por un elevador vertical que habían instalado en esa vivienda. La verdad es que mi primera impresión no pudo ser más que de sorpresa al comprobar lo que tenia frente a mi. A diferencia de los clásicos ascensores, o elevadores verticales que yo había visto hasta entonces en otros edificios, o en el mi mismo edificio, estaba viendo algo como salido de una película del futuro. Me encanto y no pude más que preguntar a un técnico que estaba terminando de hacer los últimos ajustes.

 

 

Solo puedo decir que me maravillo su diseño y su tecnología. Valorarlo vosotros mismos. A mi me sorprendió.

Seguiremos disfrutando de cada día.


Salvaescaleras portátiles – Orugas y Yack

En el reducido mundo que frecuento, rodeado de personas de mi edad, ya avanzada, y sobre la que empiezan a aparecer los problemas de movilidad, entre otros, todo se vuelve de color gris.

Será por que los años van cerrando nuestros ojos, y todo nos parece mal.

En muchos casos, no solo es nuestra vista, es la realidad. Por que todo lo dirigido a personas mayores no tiene que cumplir unos mínimos de diseño y funcionalidad, y también por que no ser bonito. Nuestra vida pueda estar tiñéndose de color gris, pero no necesariamente tiene por que ser nuestro color preferido.

Recientemente, por circunstancias que no vienen al caso, me he encontrado con un producto que además de practico, y de ser un desarrollo de ingeniera importante es cuidadoso con la estética. Con posterioridad he descubierto que es de diseño y fabricación italiana.

Se trata de unos equipos salvaescaleras destinados a personas con movilidad reducida. Desconozco si existen muchos mas sistemas similares, pero estos me han parecido muy interesantes.

oruga salvaescalerasLa Siilla oruga salvaescaleras me recuerda a un tanque por su sistema de funcinamiento. Pero a la vez me parece elegante. Será por su color negro. Y lo mas importante de todo es que cumple con su función. He visto en funcionamiento uno de estos equipos y realmente funciona. Sin esfuerzo por parte de la persona que maneja el equipo, se consigue solucionar el problema de accesibilidad que se pueda tener en un domicilio o vivienda.

 

salvaescaleras portatilCon posterioridad he descubierto el salvaescaleras Yack. Su sistema me ha impresionado, pero igualmente su cuidado diseño para no aparecer como un armatoste descuidado. En este caso no he podido comprobar su eficacia, pero he visto un vídeo en el que parece ser una solución realmente a tener en cuenta como solución de accesibilidad.

Espero poder seguir aportando mas novedades sobre este pequeño mundo no tan gris como parece.